Casa dani mercado de la paz

Los amantes de la gastronomía que se decanten por Casa Dani disfrutarán de 2 atracciones en una: Las Tapas de Casa Dani y el Mercado de la Paz. Su arquitectura de hierro data del siglo XIX. Una amplia gama de atractivos quioscos para la compra diaria: Carnicerías, pescaderías y fruterías exponen únicamente productos de calidad. Y más: peluquería unisex, relojería, tintorería, zapatería, floristería y herboristería. Los pasillos del mercado lucen siempre limpios.

Salamanca tiene fama de ser un «barrio rico». Es cierto que se puede «hacer la compra» en lugares más baratos. Pero muy pocos cuentan con el espectacular entramado arquitectónico y la limpieza que exhibe el Mercado de La Paz. Hay 2 bares de Casa Dani, situados junto a cada entrada en las calles Ayala y Claudio Coello.

En 2019 Casa Dani ganó 2 premios. El de mejor bar de Madrid y el de mejor tortilla de patatas. Pero, para los fundadores, el mejor premio es ser testigos de cómo los clientes llenan sus instalaciones a diario.

Una mañana de sábado muy perezosa nos vio a mi amigo y a mí paseando por las calles de Salamanca, en el centro de Madrid, relatando los acontecimientos de la noche anterior. Había habido un pregón de hombres y un ron con coca-cola con demasiada lima, un gorila hambriento de poder, un montón de pandas en una pared… Necesitábamos una azotea con una brisa fresca de octubre y quizás una tienda, aunque sólo fuera para mirar escaparates.

Terminamos con todo lo contrario en la ruidosa y orgullosa Casa Dani, después de 20 minutos de espera entre la multitud. Mi amigo había querido enseñarme el Mercado de la Paz y mientras lo cruzaba, este lugar me llamó la atención, atrayéndome con su ambiente. Una polilla a la llama.

En un mercado por lo demás vacío, este lugar estaba lleno. Servilletas por todo el suelo. Cañas a raudales.

La mayoría de los madrileños. Y sólo un alimento en la gran mayoría de los platos. Esa tortilla.

Esa tortilla gruesa, con forma de joroba y de color dorado.