Pablo alfaro y javi navarro

Al igual que Myra Hindley, Rose West y Debbie McGee, el central del Sevilla Javi Navarro es la mitad de un dúo realmente terrorífico, compañero de fatigas del Dr. Pablo Alfaro, el genio sucio, ginecólogo diplomado y el hombre duro más infame, inteligente e ingenioso de España. El Dr. Alfaro es el hombre al que incluso uno de los defensores más clavados de la primera división calificó de psicópata; el hombre más duro de la tierra por un compañero insiste en ir demasiado lejos, demasiado a menudo. Es el hombre que más tarjetas rojas acumula en España.

Y es el hombre que la temporada pasada perpetró el último acto de asquerosa genialidad futbolística, al introducir su dedo en el culo de un rival, un rival maravillosamente llamado Toché. Junto a David Castedo y Pablo Alfaro, Javi Navarro ha sido el gran capitán del Sevilla FC desde principios de siglo. Todos ellos fueron la base principal de la columna principal de aquel equipo que sentó las bases del equipo campeón que es a día de hoy.

En el año 2000, el veterano jugador del Sevilla FC también se fue a otro país, ya que ayudó a los andaluces a ascender a la máxima categoría sin necesidad de un cambio de aires. En su etapa en el Sevilla, Alfaro se convirtió en un compañero fructífero de Javi Navarro,[5][6][7] y, tras la ampliación del club, en el examen de Sergio Ramos y la incorporación de Julien Escudé en enero de 2006, fue un gran defensor y se dedicó a la defensa del Racing y a la defensa de la camiseta del Racing, pero el 7 de mayo se impuso por 2 a 1 al CA Osasuna, que se quedó con el primer puesto de la clasificación. [8] Alfaro se jubiló en la temporada 2006-07, a los 38 años de edad, en la que se dedicó a su profesión en más de 600 ocasiones.

Desde hace más de un año, es titular de un equipo de Segunda División B, el Pontevedra CF,[9] que ha llevado a Galicier a la primera posición de la temporada ordinaria, en la que ha disputado un play-off. El Alfaro subió de división el 17 de junio de 2010 y se incorporó al Recreativo de Huelva. Después de haber jugado cinco años, y de haber sido derrotado en varios partidos, se convirtió en el mejor club de España.

[10] El ex central del Sevilla Javi Navarro, quien formó una temida pareja de centrales junto a Pablo Alfaro, recordó esa etapa en una intervención en los medios del club sevillista con motivo del 14º aniversario de la Copa de la UEFA ganada por el equipo andaluz en Eindhoven en 2006. El defensa valenciano no niega que formó un dúo que levantó muchas ampollas a nivel nacional, lo que provocó muchas sanciones por parte del Comité de Competición, amén de muchas críticas por parte de los medios nacionales. «En esa etapa es verdad que nos dieron bastante caña.

No quiere decir que en algunos momentos no lo mereciéramos, pero desde entonces el Sevilla ha ido cambiando. En ese momento teníamos un equipo para intentar salir de abajo y acercarnos a la UEFA. En cada momento hay que jugar para poder sacar el máximo rendimiento a los futbolistas. No quiero decir que fuésemos peores ni mejores, sino que hay que sacar partido a cada situación con lo que tienes», explicó Javi Navarro, que admira al que fue su compañero de línea en un Sevilla que marcó una época con Caparrós en el banquillo.

El capitán del Sevilla FC de los primeros títulos del presente siglo, Javi Navarro, recordó viejos tiempos en una entrevista en los medios del club con motivo de la efemérides de la Copa de la UEFA ganada en Eindhoven en 2006. El valenciano recordó la pareja de centrales mítica que formó junto a Pablo Alfaro y que recibió muchas críticas desde los medios nacionales. El capitán del Sevilla FC de los primeros títulos de este siglo, Javi Navarro, rememoró viejos tiempos en una entrevista concedida a los medios del club con motivo de la Copa de la UEFA conquistada en Eindhoven en 2006.

El valenciano recordó la mítica pareja de centrales que formó con Pablo Alfaro y que recibió muchas críticas por parte de los medios nacionales. El capitán, que ganó títulos en Eindhoven, Mónaco, Glasgow y la final de Copa ante el Getafe, recordó aquella noche mágica en el Phillips Stadion: «Sólo con escuchar las celebraciones se te ponen los pelos de punta. Después de todo lo que hemos pasado, siempre piensas que en ese momento deberíamos haber bajado el ritmo y disfrutar más.

Éramos un equipo humilde que se hacía cada vez más grande». En el verano de 2000, el veterano fichó por el Sevilla FC, también de segundo nivel, y ayudó a los andaluces a regresar a la máxima categoría en su primera temporada. Durante sus años en el Sevilla, Alfaro formó una temible pareja como stopper con Javi Navarro,[5][6][7] pero tras la aparición del canterano del club Sergio Ramos y la llegada en enero de 2006 de Julien Escudé, pasó a ser un elemento defensivo secundario, marchándose en ese periodo de traspasos a su antiguo equipo, el Racing, y marcando un raro pero decisivo gol el 7 de mayo en la victoria por 2-1 en casa contra el CA Osasuna para ayudar a éste a evitar a duras penas el descenso a primera división.[8] Alfaro se retiró del fútbol al final de la s