Valor de un euro en pesetas

Los billetes y monedas en euros se introdujeron en España el 1 de enero de 2002, después de un periodo transitorio de tres años en el que el euro era la moneda oficial pero sólo existía como «dinero de libro». El periodo de doble circulación, en el que tanto la peseta española como el euro tenían curso legal, finalizó el 28 de febrero de 2002. El 19 de octubre de 1868, la peseta nació como unidad monetaria en virtud de un decreto aprobado por el Gobierno Provisional tras el derrocamiento de Isabel II. Este Gobierno decidió centralizar toda la producción de moneda en la antigua Casa de la Moneda de Madrid, lo que supuso el inicio de lo que hoy es la FNMT-RCM. Desde entonces la Fábrica ha acuñado todas y cada una de las monedas de peseta que han circulado hasta la llegada del euro.

Las primeras monedas de peseta se acuñaron en 1869, en la ceca de Madrid, que más tarde se convertiría en la actual Real Casa de la Moneda de España en español, Fábrica Nacional de Moneda y Timbre – Real Casa de la Moneda FNMT-RCM. El diseño de la nueva moneda legal llevaba una matrona inspirada en las monedas romanas acuñadas bajo Adriano. Desde aquellas primeras monedas hasta las últimas pesetas acuñadas en 2011, tuvieron diferentes valores, tamaños, permisos de metal y diseños de cabeza y cola. Los primeros billetes de pesetas se imprimieron el 1 de julio de 1874, cuando se concedió al Banco de España el derecho exclusivo de imprimir billetes.

Los españoles han comprado, vendido, pagado y ganado en más de 50 emisiones diferentes de billetes de peseta. La primera emisión de billetes de la Real Casa de la Moneda de España fue la del 21 de octubre de 1940. Hasta ese momento, los talleres del Banco de España y otras empresas extranjeras se habían encargado de la emisión de billetes.

El real, el escudo y la peseta eran algunas de las monedas españolas antes del euro. La mayoría de las transiciones de una a otra se produjeron debido a la unificación territorial. De forma orgánica, muchas regiones comenzaron a llamar a su dinero con nombres diferentes, hasta que se implantó una nueva forma de pago.

Antes de que existiera el euro, la peseta fue la moneda oficial de España desde 1869 hasta 2002. La palabra peseta deriva del catalán peceta, diminutivo de peça, y significa «pieza pequeña». En el siglo XV, las pesetas eran de plata y equivalían al valor de dos reales.

Las multitudes acudían al Banco de España durante junio de 2021 para convertir sus pesetas en euros, al tipo de cambio fijo de 166,386 pesetas por euro. Sólo se podía canjear la última serie de monedas, así como las conmemorativas, pero todos los billetes desde 1939 seguían siendo válidos para su canje, aunque su valor de colección supera en muchos casos el valor nominal. La fecha límite de junio fue seis meses después del plazo inicial establecido en 2002, prórroga necesaria debido a las restricciones de acceso del público al banco durante la pandemia de COVID-19.

Los funcionarios del Banco de España no han actualizado las cifras publicadas de las cantidades de monedas y billetes de pesetas aún pendientes. Euro España/Monedas ¿Cuál es la moneda oficial? El euro.

Puede consultar su valor oficial en la web del Banco Central Europeo. Un euro se compone de 100 céntimos, y hay ocho monedas diferentes de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 céntimos, y de 1 y 2 euros, y siete billetes de 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 euros. La peseta – derivada de la lengua catalana que significa «moneda pequeña» – se introdujo en España como moneda de curso legal durante el corto mandato de la primera República en octubre de 1868 y cuyas monedas se adhirieron a la Unión Monetaria Latina desde entonces.

La peseta se mantuvo tras la restauración de la corona en 1870 y permaneció como tal hasta la introducción del euro como moneda oficial pero virtual en la zona euro que incluía a España el 1 de enero de 1999. Los billetes y monedas reales se pusieron en circulación el 1 de enero de 2002 en toda la zona del euro, tras lo cual el Gobierno español y el Banco de España introdujeron un periodo de coexistencia de tres meses para ambas monedas. Después del 31 de marzo de 2002 y hasta el 30 de junio de 2021, todos los billetes de peseta emitidos desde 1939 y las monedas de curso legal a 31 de diciembre de 2001 siguieron siendo canjeables en cualquier sucursal del Banco de España al tipo oficial irrevocable de 166,38 pesetas = 1 euro.

El Banco de España informó de que las colas de españoles habían esperado largas horas en muchas de las oficinas regionales del Banco para canjear sus billetes y monedas en el último día, respetando el distanciamiento social y llevando máscaras faciales de acuerdo con la normativa COVID-19. El Banco de España ha facilitado ahora el desglose más conciso y específico en cuanto a los billetes y monedas que aún están en circulación pero que ya no se pueden canjear. Los billetes no canjeados ascienden a 132.110.000.000 de pesetas equivalentes a 794.025.724 euros y las monedas no canjeadas a 130.280.000.000 de pesetas equivalentes a 783.026.806 euros.

En total, la cantidad de pesetas ahora permanente y en circulación queda en 262.390.000.000 de pesetas o 1.577.052.530 euros. Teniendo en cuenta esta cifra y con más de 1.500 millones de euros en pesetas perman