Diferencia entre metafora y analogia

Cómo distinguir las analogías de las metáforas

En la PNL se habla mucho de la metáfora y del uso de metáforas como herramientas de enseñanza. Pero, ¿qué es una metáfora? ¿Y cuál es la diferencia entre Metáfora, Analogía y Símil y por qué es útil saberlo?

Si tienes problemas para entender la diferencia entre una analogía, una metáfora y un símil, no te preocupes: es fácil confundirlos. Pero vamos a trabajar para desenredar estos términos como una manguera de agua enredada. 75 reglas gramaticales para escritores.

Por definición, una analogía es una comparación de dos cosas con similitudes y diferencias. La comparación puede ayudarte a ver las similitudes entre ellas. Por ejemplo, «Encontrar las llaves de mi coche es como encontrar una aguja en un pajar».

La comparación de las dos cosas indica al lector que encontrar las llaves es difícil. La analogía sirve para explicar tu punto de vista. Analogía frente a metáfora.

Los escritores hábiles utilizan una serie de técnicas que hacen que sus textos sean más interesantes y atractivos para sus lectores. Esto es especialmente cierto cuando se trata de historias de ficción; rara vez verás una narración sin técnicas como las analogías y las metáforas. Pero, ¿cuál es la diferencia entre ambas?

Sigue leyendo para descubrirlo y no tener nunca problemas para saber si lo que ves en un escrito es una analogía o una metáfora. Una metáfora es una figura retórica que utiliza una cosa para significar otra y hace una comparación entre ambas. Un símil compara dos cosas diferentes para crear un nuevo significado.

La analogía es comparable a la metáfora y al símil en el sentido de que muestra la similitud de dos cosas diferentes, pero es un poco más compleja. Recuerda que las metáforas utilizan «una cosa para significar otra». Se utilizan diversos recursos literarios para aumentar la fiabilidad del contenido escrito.

Las metáforas y las analogías se utilizan desde tiempos inmemoriales por su gran variedad e importancia contextual. Aunque hay muchos otros recursos de este tipo que realzan la belleza de la literatura, la conexión entre una metáfora y una analogía es inigualable. Se distinguen en función de su alcance y de los términos generales empleados.

La principal diferencia entre la metáfora y la analogía es que la primera se basa en comparaciones indirectas, mientras que la segunda sólo en comparaciones directas. Sus similitudes no alcanzan a distinguirse, ya que el modo de expresión nunca se toma en el mismo sentido. No se puede crear una sola frase con múltiples usos de estos dos recursos literarios.

Añaden mucho peso y hacen que el lector profundice en las frases.

Metáfora, símil y analogía: ¿Cuál es la diferencia?

Tanto la analogía como la metáfora crean una comparación entre dos objetos o conceptos diferentes y no relacionados.. La analogía hace una comparación entre dos cosas de tal manera que se puede ver la relación entre ambas. Las metáforas son un tipo de figura retórica que ayuda a comparar dos cosas.

En palabras sencillas, una analogía es una comparación entre dos cosas y la metáfora es una herramienta que se utiliza para hacer esta comparación. Esta es la principal diferencia entre analogía y metáfora. Una analogía es una comparación entre dos cosas que son muy diferentes y no están relacionadas.

En una analogía, una cosa se describe examinando sus similitudes con otra. Los símiles y las metáforas son recursos literarios que se utilizan para establecer una analogía, y una analogía es más extensa y elaborada que cualquiera de estos recursos literarios. ¿Cuál es la diferencia entre un símil y una metáfora?

Hay algunos rasgos clave que separan el símil de la metáfora, y entenderlos te ayudará a decidir qué recurso utilizar en tu obra. Veamos las diferencias clave entre símil y metáfora, y cómo estas diferencias afectan al significado de cada recurso. Por último, quizá te preguntes: ¿No es esa analogía también un símil?

Y la respuesta es: ¡Sí! Una analogía puede adoptar la forma de un símil o de una metáfora, por lo que distinguir una de otra puede ser un poco complicado. Dentro de un rato hablaremos de las diferencias entre símil y metáfora y analogía.

Pero antes, veamos más ejemplos de analogía. Todos estos ejemplos de analogía proceden de obras literarias publicadas. En nuestro análisis, examinaremos lo que hace que cada una de estas analogías se diferencie de los símiles y las metáforas.

Shakespeare niega la idea del determinismo nominativo, es decir, la idea de que el nombre de algo cambia sus características esenciales. La idea de una «rosa de dulce olor» es familiar para el lector, y al modificar esta idea para llamar a la rosa una flor sin nombre, Shakespeare sugiere que el nombre «rosa» no tiene ningún efecto sobre el olor de la rosa. En la literatura, la mayoría de las veces la analogía y la metáfora se confunden en sus usos.

Probablemente, esto se debe a que ambas se refieren a una relación entre dos cosas. Entonces, ¿dónde radica la diferencia? La metáfora tiene su origen en la palabra griega metáfora, que significa simplemente transferencia.

La analogía, en cambio, procede de la palabra griega analogia, que significa proporción. Teniendo en cuenta estas etimologías, la metáfora es una figura de sentido común