Pasos para hacer una obra de teatro escolar

– Considera la posibilidad de dar papeles clave a algunos de tus alumnos menos capaces académicamente, o a aquellos que rara vez tienen la oportunidad de brillar. Una de las mejores cosas de una obra de teatro escolar es la posibilidad de aumentar la confianza de toda una serie de niños. – En el caso de los papeles hablados, considera la posibilidad de pedir a los alumnos que hagan una breve lectura antes de hacer el casting, para comprobar que no se paralizan ante el público.

– Intenta que el reparto sea inclusivo y culturalmente mixto, que refleje la composición de tu escuela y de la sociedad. – Elige a algunos niños de confianza para que sustituyan los papeles principales, en caso de ausencia o enfermedad. Si el espectáculo se representa más de una vez, deja que los suplentes tengan su momento de protagonismo.

– A veces, he comprobado que funciona muy bien dar un papel clave a un niño que tiene problemas de comportamiento en las clases. Dar un salto de fe y confiar en estos alumnos puede suponer un gran impulso para su autoestima. Las obras de teatro escolares pueden ayudarles a aumentar la confianza en sí mismos, a hacer amigos y a descubrir nuevos intereses, como el vestuario, la escenografía y la actuación.

También pueden hacer que se inicie un amor por el teatro, el cine y el escapismo dramático para toda la vida. Sigue leyendo para saber cómo maximizar tus posibilidades de éxito. Una obra de teatro escolar es una actividad en la que todos los niños pueden participar, para aumentar su confianza y divertirse.

Los niños que no están tan avanzados académicamente como sus compañeros de clase, o los que no suelen tener la oportunidad de «brillar», pueden beneficiarse realmente de tener un papel clave en la obra escolar. Del mismo modo, si se confía a un niño con problemas de comportamiento la responsabilidad de un papel clave, se puede ayudar a reforzar su autoestima. También vale la pena dar a los niños interesados en papeles hablados una breve lectura como parte del proceso de casting.

Esto le permitirá evaluar si el niño disfrutará en el escenario o se paralizará. Este proceso de casting también puede ayudar a aumentar la confianza de los niños participantes, ya que puede darles su primera oportunidad de hablar ante un público en un entorno seguro. Elija a algunos niños de confianza para que sean suplentes en los papeles principales, ya que nunca se sabe si habrá alguna enfermedad o ausencia.

Si hay varias funciones, es una buena idea permitir que los suplentes actúen una noche, para asegurarse de que también se sienten valorados e incluidos en la producción. En el caso de una obra de teatro para toda la escuela, los ensayos deberán programarse normalmente entre cuatro y seis semanas antes de la noche de estreno, aunque es posible que quieras dejar pasar un poco más de tiempo en caso de que surjan circunstancias imprevistas, y las obras de teatro de clase requerirán menos tiempo que esto. Si divides los papeles de forma aproximada entre las distintas clases, los profesores podrán empezar a ensayar con sus grupos durante unas semanas, antes de reunir a toda la escuela para hacer algunos ensayos finales en la semana previa al estreno, incluido un ensayo general.

Hay varias cosas que puedes hacer para que los ensayos se desarrollen de la mejor manera posible, la primera de ellas es elaborar un calendario de todos los ensayos. Tendrás que saber qué grupos o clases están ensayando las distintas partes de la obra en cada momento para asegurarte de que se preparan todas las partes, de modo que los niños estén lo más seguros posible la noche del estreno. Otra buena idea es asegurarse de que no hay un gran número de niños sentados y aburridos durante largos periodos de tiempo mientras los pocos actores clave ensayan.

Esto hará que los ensayos sean más eficientes y reducirá al mínimo el comportamiento perturbador de los niños que no ensayan activamente. En la semana previa a la representación, necesitarás ensayos de toda la escuela, pero hasta entonces, no son realmente necesarios. Por supuesto, habrá momentos en los que algunos niños estarán esperando y observando a otros actores antes de sus propios ensayos.

Una buena manera de involucrarlos en la obra es pedirles que hagan comentarios constructivos sobre lo que han visto. Esto ayudará a que sus opiniones sean valoradas, aumentará su confianza y los mantendrá observando activamente, en lugar de limitarse a esperar su turno. Además, es posible que sus comentarios sirvan para mejorar aún más la representación.

Los alumnos también pueden practicar sus líneas fuera de la escuela. Al darles líneas para que se las lleven a casa y las aprendan con sus padres, les da algo divertido que hacer fuera de la escuela y da a los padres una forma de participar en la obra. Además, así tendrás más tiempo para concentrarte en las escenas más difíciles de la obra durante el horario escolar.

Hacer un rápido calentamiento vocal y físico antes de los ensayos ayudará a los alumnos a centrar sus esfuerzos en el ensayo y a darse cuenta de que la actuación es una actividad que hay que tomarse en serio, sin dejar de divertirse. Así pues, has elegido una obra de teatro. Se han fijado las fechas.

Las audiciones están hechas. Ahora hay que hacer el reparto de la obra. Este es el paso más importante en el proceso de dirección de una obra de teatro de instituto.

Elegir cuidadosamente quién interpreta cada papel hará que tu trabajo en las próximas semanas sea mucho más fácil y menos estresante. Aquí tienes mis