Rubrica para evaluar una exposicion oral en primaria

Tanto los profesionales como los académicos coinciden en que los estudiantes deben ser capaces de presentar oralmente, por ejemplo, Morreale & Pearson, 2008; Smith & Sodano, 2011. La presentación oral implica la elaboración y emisión de mensajes al público con atención a la variedad vocal, la articulación y las señales no verbales, y con el objetivo de informar, autoexpresarse, relacionarse y persuadir a los oyentes Baccarini & Bonfanti, 2015; De Grez et al., 2009a; Quianthy, 1990. El presente estudio se limita a las presentaciones informativas en contraposición a las persuasivas, ya que estas son las más comunes en la educación secundaria.

Las habilidades de presentación oral son habilidades genéricas complejas de creciente importancia tanto para la sociedad como para la educación Voogt & Roblin, 2012. Sin embargo, la educación secundaria parece carecer de directrices de diseño instructivo para apoyar la adquisición de habilidades de presentación oral. Muchos centros de enseñanza secundaria de los Países Bajos tienen dificultades para enseñar y evaluar las habilidades de presentación oral de los estudiantes, carecen de criterios de rendimiento claros para las presentaciones orales y se quedan cortos a la hora de ofrecer métodos de evaluación formativa adecuados que apoyen la adquisición efectiva de las habilidades de presentación oral Sluijsmans et al., 2013.

Muchos investigadores coinciden en que la adquisición y la evaluación de las habilidades de presentación deben partir de una perspectiva sociocognitiva Bandura, 1986 con énfasis en la observación, la práctica y la retroalimentación. Los estudiantes practican las nuevas habilidades de presentación observando otras presentaciones como ejemplos modélicos, luego practican su propia presentación, tras lo cual se aborda la retroalimentación ajustando sus presentaciones hacia los niveles requeridos. Evidentemente, hacer presentaciones orales eficaces requiere mucha preparación, ensayo y práctica, intercalados con una buena retroalimentación, preferiblemente de expertos en presentaciones orales.

Sin embargo, el gran número de alumnos por clase en los centros de secundaria de los Países Bajos sólo ofrece oportunidades limitadas para la interacción entre el profesor y el alumno, y ofrece aún menos oportunidades de practicar. Basándose en la investigación sobre el desarrollo de habilidades complejas y el aprendizaje multimedia, cabe esperar que los formatos de rúbricas analíticas mejoradas por vídeo capten y guíen mejor el rendimiento de las presentaciones orales, ya que gran parte del comportamiento no verbal no puede captarse en el texto Van Gog et al., 2014; Van Merriënboer & Kirschner, 2013. Para apoyar la adquisición de habilidades complejas bajo una guía limitada del profesor, necesitaremos métodos de evaluación formativa más eficaces Boud & Molloy, 2013 basados en pautas de diseño instruccional probadas.

Durante la adquisición de habilidades, los estudiantes percibirán el feedback específico como más adecuado que el no específico Shute, 2008. Una retroalimentación adecuada debe informar a los estudiantes sobre i su desempeño en la tarea, ii su progreso hacia los objetivos de aprendizaje previstos, y iii lo que deben hacer para seguir avanzando hacia esos objetivos Hattie & Timperly, 2007; Narciss, 2008. Los estudiantes que reciban retroalimentación específica sobre los criterios y los niveles de desempeño se equiparán para mejorar las habilidades de presentación oral De Grez et al., 2009a; Ritchie, 2016.

Por lo tanto, las rúbricas analíticas son formatos prometedores para proporcionar retroalimentación específica sobre las presentaciones orales, ya que pueden demostrar las relaciones entre las subhabilidades y explicar el carácter abierto de las presentaciones ideales a través de descripciones textuales y su diseño gráfico. Ritchie 2016 demostró que la adición de estructura y autoevaluación a las evaluaciones de los compañeros y del profesor dio lugar a un mejor rendimiento de las presentaciones orales. Los estudiantes debían utilizar rúbricas analíticas para la autoevaluación cuando seguían su formación en el aula basada en proyectos.

De este modo, tenían amplias oportunidades para observar y reflexionar sobre los atributos de las buenas presentaciones orales, lo que se demostró que fomentaba la adquisición de sus habilidades de presentación oral. Esta rúbrica de evaluación para las presentaciones orales puede utilizarse para determinar si los alumnos trabajan por debajo de las expectativas, a las expectativas o por encima de las expectativas en las siguientes áreas: También se incluye una sección para que el profesor añada un comentario personal. Existe una versión editable para descargar y personalizar la rúbrica.

Antes de indicar a los alumnos que creen una presentación, hay que decirles cómo serán evaluados con la rúbrica. Para cada rúbrica, se enumeran ciertos criterios o áreas específicas a evaluar. Para la descarga de la rúbrica que se incluye, los criterios son los siguientes: contenido, contacto visual, volumen y claridad, fluidez, confianza y actitud, ayudas visuales y tiempo.

Descarga de la rúbrica para la presentación del discurso del estudiante