Agua de jamaica con limon

Este refresco en particular es una mezcla ácida y afrutada de flores de hibisco y limón; una limonada de hibisco, por así decirlo, con una efervescencia. Y permítanme decir que casi he acabado con toda la bolsa de hibisco seco, así que a menos que decida pedir otra bolsa, por supuesto mi obsesión de un año con el hibisco podría llegar pronto a su fin. Mientras preparas este refresco de hibisco te sientes como si estuvieras en tu laboratorio de química haciendo un pequeño experimento químico.

El color de esta limonada/hierba cambia cuando añades el zumo de limón. En un segundo, el agua está ligeramente descolorida y, al instante, el zumo adquiere un bonito color rosa. El ácido del zumo de limón hace el truco y le da a este zumo un bonito color.

¿Y pensabas que era un color artificial? No, el color de la foto de arriba es natural. Puedes preparar esta limonada/hierba y guardarla en la nevera durante una semana.

Disfruta de un vaso de bebida fría a diario, siempre que lo necesites. Para hacer esta limonada se suelen utilizar hibiscos rojos de 5 pétalos. No sé si se pueden utilizar otros hibiscos rojos con muchos más pétalos o cualquier otro color que no sea el rojo.

Si sabes más sobre las variedades de hibisco que puedes utilizar para hacer esta limonada házmelo saber a través de los comentarios de abajo. El té de hibisco es una de mis infusiones favoritas, o tisanas para ser más exactos. Y el té de hibisco fresco con miel, jengibre y limón es aún más fabuloso.

No hay nada mejor que recoger unas cuantas flores de hibisco completamente florecidas y preparar una taza de té fresco con ellas. Me gusta especialmente añadir miel, jengibre y limón. Los sabores combinan perfectamente.

Y cuando se añade un chorrito de zumo de limón al té de hibisco, ocurre algo muy especial. El color cambia del típico color malva oscuro a un maravilloso color rosa brillante. Pruébelo usted mismo.

Agua Flores secas de hibisco Zumo de limón Hielo Agua con gas Rodajas de limón, opcional El té de hibisco es una infusión de la flor de hibisco con agua y aromatizantes adicionales si se desea, nosotros utilizamos miel y zumo de limón. Se sirve caliente o frío y tiene un sabor a tarta de arándanos que lo convierte en una bebida realmente agradable de tomar. Cuando empecé a experimentar con el uso del hibisco en recetas de comida y bebida, no sabía qué esperar.

Un gran ejemplo de lo que quiero decir es esta sencilla receta para preparar una limonada de hibisco dulce y ácida. Las notas florales del hibisco combinan bien con el zumo de limón sin sobrecargar la bebida. Además de utilizar flores de hibisco secas en esta receta, todo lo demás que se utiliza para hacer la limonada es también 100% natural.

La versión que he creado lleva puré de fresas dulces, zumo de limón y té de hibisco recién hecho. Este té de limón y fresa con hibisco es el verano en un vaso, tan fácil, y, como lo estás haciendo en casa, controlas la cantidad de azúcar que lleva. Ah, ¿y he mencionado que está genial con un trago de ron?

Esta bonita bebida lleva puré de fresas dulces, zumo de limón y té de hibisco recién hecho. Es el verano en un vaso y muy fácil. Te preguntarás por qué he añadido limón a una bebida ácida.

Me parece que el sabor del limón es único, y su sabor ácido es diferente al del hibisco. La combinación de ambos hace que esta bebida sea muy especial. Me encanta el limón porque hace que todo sea más fresco y más vivo, carga tu cuerpo con vitamina C que es un componente vital para la función del cuerpo, y es genial para la piel, ¡y mucho más!

Hablaré más de ello en las próximas recetas. Este cóctel de ginebra con limón y hibisco es una divertida y hermosa idea para el brunch que dará a tus invitados algo de lo que hablar. Si usted es el anfitrión de una fiesta de brunch y está buscando bebidas para el desayuno con alcohol, pero esta sencilla receta de cóctel de ginebra es un ganador absoluto.

Voy a compartir con ustedes mi receta más reciente, que sin duda habría entrado en un menú de brunch pop-up: Cóctel de ginebra con limón y hibisco. Para empezar vamos a mantenerlo simple por ahora, pero ¿quién dice que las cosas simples no son atractivas? Pues sí, este es el té más bonito que existe, y es mejor disfrutarlo frío.

Hace algún tiempo recibí algunas latas de tés exóticos de Tea Trunk que incluían varias mezclas de té con algunos ingredientes refrescantes y aromáticos. Una de mis mezclas de té favoritas que usé durante el verano fue el té verde de hibisco. Durante el invierno usé este té como desintoxicación para mi cuerpo.

Todas las mañanas una taza de té de hibisco caliente con un poco de limón y miel solía mantenerme cargada todo el día e incluso me ayudaba en mi régimen de entrenamiento. El té de hibisco, que es un gran antioxidante, no sólo es bonito, sino que también tiene unos beneficios increíbles para la salud. Para hacer este té de limón y hibisco con infusión de rosas, todo lo que tienes que hacer es hervir agua en una cacerola y añadir hojas de té verde de Hibiscus by Tea Trunk y pétalos de rosas rojas y cocer a fuego lento durante 3-4 minutos hasta que obtengas una infusión de color rojo rubí.

Apague el ga