Estructura de un reportaje escrito

¿Qué es un informe y en qué se diferencia de la redacción de un ensayo? Los informes son concisos y tienen una estructura formal. Suelen utilizarse para comunicar los resultados o conclusiones de un proyecto.

Los ensayos, en cambio, suelen utilizarse para mostrar al tutor lo que se piensa sobre un tema. Son discursivos y la estructura puede dejarse a la discreción del escritor. Antes de escribir un informe, hay que tener claro para quién se está escribiendo y por qué se ha encargado el informe.

Los informes suelen evaluarse en función del contenido, la estructura, la presentación, el lenguaje y las referencias. Por ejemplo, debe tener en cuenta el enfoque de su informe: Los tipos de informes pueden variar mucho; pueden ir desde un informe experimental hasta una declaración de impacto ambiental. Sin embargo, existe una estructura básica común a la mayoría de los informes, independientemente de su tipo.

1. La página del título incluye el nombre del informe, quién lo ha escrito, su organización y la fecha. Un informe empresarial no es más que el resumen de un montón de datos y cifras.

Un informe empresarial típico es un documento escrito cuyo objetivo es proporcionar información y muchos análisis, con la intención de ayudar a una empresa a tomar decisiones calculadas. La principal intención de un informe empresarial es incluir información sobre su eficiencia, su competencia y los protocolos seguidos. La idea es poner la información necesaria a disposición de todos los miembros de la empresa.

El formato de redacción del informe se mantiene organizado con secciones claramente definidas y se escribe preferentemente en un lenguaje fácil de entender. El objetivo del índice es ofrecer una visión general del tema y de la estructura del informe, para que los lectores puedan saltar fácilmente a una parte específica del texto que contenga la información que necesitan. La estructura del índice debe ser lógica y transparente.

Las listas de tablas, figuras y gráficos guían a los lectores para encontrar la información que buscan en el cuerpo del texto. Una lista de símbolos y abreviaturas permite a los lectores encontrar rápidamente el significado de cada símbolo y abreviatura. Para el autor, redactar y actualizar las listas de símbolos y abreviaturas contribuye a la notación sistemática y a evitar el doble uso de símbolos.

Los informes se escriben siempre con un propósito y una audiencia específicos. Pueden presentar los resultados de una investigación; el desarrollo de un proyecto; el análisis de una situación; propuestas o soluciones para un problema. Deben incluir datos o hechos referenciados.

Los informes deben estar estructurados en títulos y subtítulos, y ser fáciles de navegar. Deben estar redactados en un lenguaje muy claro y conciso. Los informes empresariales son documentos escritos que organizan la información y comunican hechos que sirven a algún propósito empresarial.

Aunque no suele ser la lectura más entretenida, un buen informe empresarial es un examen profundo, pero sencillo de leer, de un asunto o tema concreto y puede ser útil para tomar decisiones acertadas. Muchas empresas utilizan estos informes para reflexionar sobre la información pasada, para planificar el futuro, para comprender una situación o para ofrecer soluciones a un problema. En cualquier caso, un informe empresarial presenta datos y aporta claridad a lo que de otro modo podría ser una idea o un asunto complejo.

Como su objetivo es presentar hechos y claridad, los informes empresariales tienen una estructura con secciones claramente definidas con etiquetas y títulos. Esta uniformidad facilita a los lectores encontrar la información que buscan. La estructura de los informes empresariales incluye una portada, un resumen ejecutivo, un índice, una introducción, el cuerpo del informe, la conclusión, las recomendaciones, las referencias y los apéndices.

Parecen muchas piezas, pero cada sección tiene un propósito claro y es esencial para la estructura formal del documento. En el documento ficticio que aparece a continuación, podemos ver cómo es la estructura de un informe empresarial de diseño sencillo y cómo facilita la navegación por el material. Veamos las piezas individuales de la estructura y por qué son tan importantes.

El contenido de un informe empresarial dependerá de lo que se esté escribiendo. Incluso el estilo de redacción puede depender de para quién se escriba, aunque lo mejor suele ser que sea claro, conciso y formal. Sin embargo, hay una estructura general que siguen la mayoría de los informes empresariales.

En este post, pues, veremos cómo estructurar un informe empresarial para conseguir la máxima claridad y profesionalidad. Los informes empresariales cortos pueden no necesitar un índice, especialmente si incluyen un resumen. Sin embargo, los informes más extensos deben establecer el título de cada sección y la estructura del informe.

Asegúrate de que los títulos coinciden con los utilizados en el texto principal. También puedes numerar las secciones. La introducción es la primera parte del informe propiamente dicho.

Sirve para exponer las instrucciones que recibiste cuando te pidieron que elaboraras el informe. En ella se enmarcará el resto del informe proporcionando: Se trata de los llamados «términos de referencia» del informe empresarial.