Mascarilla de papa para las manchas

Cómo hacer una mascarilla de patata para diferentes tipos de piel

Mezcla el zumo de patata y la miel. Después de mezclarlo bien, aplique la mascarilla en su cara durante 15-20 minutos o hasta que se seque y lávela. Esta mascarilla funciona mejor si la utilizas a diario.

Primero, mezcla el zumo de patata con el de limón. Ambos ingredientes son increíbles para iluminar la piel y añadir un extra de vitaminas C al rostro. Puedes aplicarte esta mezcla en la cara sin miel, pero si tienes la piel seca, añádele miel.

Deja la mascarilla durante 15 minutos y retírala con agua tibia. La patata es una hortaliza fácil de conseguir y, en este caso, un ingrediente con el que se pueden hacer varias mascarillas a un precio asequible y en la comodidad de tu casa. ¿Por qué utilizar la patata?

Pues simplemente porque te ayuda a deshacerte de las feas manchas, marcas e imperfecciones. También reduce la inflamación que algunos moretones y erupciones caso. Ayudan mucho en la reducción de los ojos hinchados y oh sí el más importante, retrasa los signos de envejecimiento.

Ingredientes iftypeof __ez_fad_position!=’undefined'{__ez_fad_position’div-gpt-ad-thecuriousmillennial_com-mobile-leaderboard-2-0′}; «Las patatas tienen propiedades antiinflamatorias que combaten dolencias como el acné. Se pueden utilizar en forma de mascarillas o simplemente comiéndolas con los alimentos», dice el Dr. Ahmad Fayyaz Chaudhry M. B. B. S. «Considere la posibilidad de licuar o picar una patata pelada para utilizarla como mascarilla facial. Esto es más eficaz para tratar una zona más grande de la cara y evita la aplicación de cinta adhesiva directamente sobre la piel», dice Ashley.

Veamos cómo se puede utilizar una rodaja de patata en la cara para las cicatrices del acné. En primer lugar, necesitarás una patata. Pela la patata y córtala en trozos circulares.

Aquí tienes unas cuantas mascarillas de patata para la piel seca. La mascarilla de patata ayuda a blanquear la piel y a darle brillo. Mezcla 3 cucharadas de extracto de patata con un poco de miel para hacer una mascarilla facial líquida natural.

Mezcla estos ingredientes y aplícalos uniformemente en tu cara y cuello. Tanto la miel como la patata son grandes ingredientes para tu cara. La patata es un ingrediente blanqueador natural y la miel hace que tu piel sea suave y flexible.

El uso diario de esta mascarilla le dará un brillo natural a su rostro. La patata es una gran fuente de carotenos pro-vitamina A y un compuesto fenólico que la convierte en el mejor ingrediente para tonificar tu piel y limpiarla en profundidad. Mantiene tu piel brillante y saludable.

Toma un poco de jugo de patata en un bol y empapa un pañuelo de papel en él durante 3-4 minutos. Coloca este pañuelo sobre tu piel y déjalo secar durante algún tiempo. Procura dejar el espacio de las fosas nasales y de los labios en el pañuelo.

Una vez seco, retira el pañuelo y lávalo con agua fría. Disfruta utilizando cualquiera de estas 3 recetas de mascarillas de patata para conseguir una piel tonificada y limpia. Las patatas, las cáscaras de patata y el jugo de patata son útiles para el cuidado de la piel.

La patata contiene catecolasa, una enzima que tiene excelentes propiedades aclaradoras de la piel que ayudan a desvanecer las manchas, las cicatrices del acné y otras marcas oscuras. La patata también ayuda a igualar las decoloraciones y la pigmentación de la piel. Ricas en vitamina C, potasio y vitaminas B, las patatas también nutren la piel y la protegen de la sequedad.

Veamos algunos nutrientes de la patata que la hacen buena para la piel: El jugo de patata fresco aplicado sobre la piel puede cerrar los poros y minimizar los grandes, creando una piel suave y flexible. El yogur es rico en vitaminas B, ácido láctico y zinc, que protegen la piel del acné, los puntos negros y los radicales libres. Lee más beneficios del yogur para la piel a continuación: Hay tantas razones y beneficios de la patata para la piel que deberías dirigirte a tu cocina y hacer una buena mascarilla facial de patata DIY, ¡STAT!

Shutterstock Una patata cruda, las cáscaras de patata o incluso el jugo de patata pueden darte la piel que siempre has deseado. Con un uso regular, una mascarilla de patata puede mejorar mucho la salud de nuestra piel, el cutis y también tratar problemas de la piel como las manchas oscuras y las imperfecciones. Conozcamos los beneficios en detalle, ¿quieres?

Las patatas son un gran aliado de la belleza debido a las vitaminas y minerales que contienen. Estas mascarillas son excelentes para tonificar el tono de la piel y una de las mejores opciones para desvanecer las manchas causadas por el acné y los rayos del sol. Para esta mascarilla necesitas una patata cruda y una cucharada de leche.

Con la ayuda de un tenedor, debes machacar la patata hasta obtener un puré. A continuación, añade una cucharada de leche y remueve hasta conseguir una mezcla homogénea que puedas aplicar. Cuando tengas la mascarilla lista, con la cara limpia comienza a aplicarla por todo el rostroDeja que actúe durante diez minutos, pasado el tiempo indicado, enjuaga con abundante agua tibia y sella con frío para cerrar los poros de la piel, tu piel quedará súper suave.

Esta mascarilla necesita una patata cruda, una pulpa de pepino y una cucharada de vinagre. Lo primero que debes hacer es vaciar las dos pulpas en un recipiente y revolver, luego agregar la cucharada de vinagre y volver a mezclar. Debes aplicarlo directamente sobre las manchas.

Ya sea en puré, frita o asada, es casi imposible estar en contra de la patata. Pero el atractivo de este ingrediente, económico y fácil de conseguir, va más allá de las fronteras