Musica para relajar el estres

¿Cómo ayuda escuchar música a aliviar el estrés?

La música puede tener un profundo efecto tanto en las emociones como en el cuerpo. La música más rápida puede hacer que te sientas más alerta y te concentres mejor. La música alegre puede hacer que te sientas más optimista y positivo sobre la vida.

Un ritmo más lento puede aquietar la mente y relajar los músculos, haciendo que te sientas calmado mientras liberas el estrés del día. La música es eficaz para la relajación y la gestión del estrés. Las investigaciones confirman estas experiencias personales con la música.

Los hallazgos actuales indican que la música de alrededor de 60 pulsaciones por minuto puede hacer que el cerebro se sincronice con el ritmo provocando frecuencias de ondas cerebrales alfa de 8 a 14 hertzios o ciclos por segundo. Esta onda cerebral alfa es la que está presente cuando estamos relajados y conscientes. Para inducir al sueño una onda cerebral delta de 5 hercios, una persona puede necesitar dedicar al menos 45 minutos, en una posición relajada, escuchando música tranquilizadora.

Investigadores de la Universidad de Stanford han afirmado que escuchar música parece ser capaz de cambiar el funcionamiento del cerebro en la misma medida que los medicamentos. Señalaron que la música es algo a lo que casi todo el mundo puede acceder y que la convierte en una herramienta fácil para reducir el estrés. Escuchar tu música favorita puede tener más beneficios para la salud de los que crees.

He aquí cómo las canciones pueden reducir el estrés y ayudarte a sanar. No es hasta que nos olvidamos de los auriculares que nos damos cuenta de lo mucho que confiamos en la música para ayudarnos a pasar el día. Nuestra música favorita parece capaz de animarnos antes de un momento importante, de calmarnos cuando estamos disgustados y de cualquier cosa entre medias.

Las investigaciones actuales sugieren que la música tiene un gran poder para ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, aliviar el dolor y mejorar la concentración, entre otros muchos beneficios. Con todas las formas en que la música afecta a su cuerpo, probablemente ya puede ver claramente cómo la música puede utilizarse como una herramienta eficaz de relajación y gestión del estrés. Además de los muchos cambios físicos que la música puede aportar y que enumero en este artículo sobre la música y la musicoterapia, la música es especialmente útil para la relajación y el control del estrés porque puede utilizarse de muchas maneras.

Estas son algunas de las formas más importantes en que la música puede ayudar a controlar el estrés. La música puede promover la relajación de los músculos tensos, permitiéndote liberar fácilmente parte de la tensión que llevas de un día o semana estresante. Cuando relajas los músculos y aflojas el cuerpo, tu mente también se relaja, lo que puede ayudarte a reducir mucha tensión y estrés que quizá no te hayas dado cuenta de que llevas.

La música puede ayudarte a «entrar en la zona» cuando practiques yoga, autohipnosis o imágenes guiadas, puede ayudarte a sentirte lleno de energía cuando hagas ejercicio, ayudar a disolver el estrés cuando te sumerjas en la bañera y ser una parte útil de muchas otras actividades para aliviar el estrés. Puede tomar un calmante efectivo para el estrés y hacerlo aún más efectivo. No es un secreto que la música es un poderoso lenguaje universal.

Puede animarte durante los entrenamientos, inspirarte antes de ir a una entrevista de trabajo importante. Puede ayudarte a relajarte y a reducir la ansiedad. De hecho, se ha demostrado científicamente una y otra vez que la música calma el sistema nervioso autónomo, el endocrino y la respuesta psicológica al estrés.

La música clásica y los sonidos de la naturaleza parecen ser especialmente eficaces. ¿Pero qué ocurre cuando un grupo de científicos y músicos decide crear la música más relajante empleando principios científicos? La Academia Británica de Terapia del Sonido se propuso crear la canción más relajante del mundo.

En colaboración con el grupo de Manchester Marconi Union, nació la canción «Weightless». Escuchar música es poderoso. Puede crear ambiente en determinadas situaciones, traer recuerdos nostálgicos y, en algunos casos, incluso ayudar a aliviar el estrés.

De hecho, el poder de la música para aliviar el estrés puede ser increíble. Como nos influye con sus efectos relajantes en la mente y el cuerpo, a su vez, también ayuda a aliviar el estrés. Esto significa que escuchar música puede ser la respuesta para aquellos que están buscando derretir su estrés.

Se puede reducir el estrés y maximizar la relajación con el uso de la música, especialmente cuando se trata de música clásica. Este género lento y tranquilo tiene un efecto sobre las funciones fisiológicas, ya que el pulso y el ritmo cardíaco se ralentizan. La presión arterial también puede disminuir junto con las hormonas del estrés cuando se escucha música clásica.

Esto hace que sea una experiencia relajante y una gran manera de manejar el estrés común que aparece en nuestras vidas. También se sabe que la música tiene un efecto profundo en nuestras emociones. Los ritmos más lentos pueden ayudar a silenciar la mente y relajar los músculos, lo que convierte a la música en una eficaz herramienta de gestión del estrés.

Las experiencias prolongadas de estrés se relacionan con una mala salud individual [1,2] y se asocian con importantes costes financieros para la sociedad [3]. Por ello, el desarrollo de métodos rentables de prevención o gestión del estrés se ha convertido en una importante tarea de investigación. Se ha demostrado que la música tiene un efecto beneficioso sobre el estrés