Obra cronicas de una muerte anunciada completa

El mejor ejemplo es Crónica de una muerte anunciada, que se publicó en 1981, convirtiéndose instantáneamente en una de las obras más características de Gabo. Ambientada en un pueblo costero del Caribe, Crónica de una muerte anunciada comienza con el matrimonio entre Bayardo San Román, un millonario local, y Ángela Vicario. Sin embargo, al llegar a casa tras la ceremonia, Bayardo descubre que su nueva esposa no es virgen, por lo que decide devolverla a la casa familiar.

Tras recibir un golpe de su madre, Ángela culpa a Santiago Nasar, un vecino de origen árabe, de ser el causante de su desgracia. Desde entonces, los hermanos de Ángela, Pedro y Pablo, anuncian delante de todo el pueblo que se encargarán de asesinar a Santiago, aunque éste no se da cuenta de la noticia hasta segundos antes de su muerte, cuando es apuñalado por dos hermanos en la puerta de su casa y ante una multitud consciente de una noticia que empieza a correr siguiendo un mapa de situaciones y personajes concretos que el autor reconstruye a lo largo de las páginas de la obra, ya que Si todo el mundo sabía que Santiago iba a ser asesinado, ¿por qué nadie dijo nada? Una de las características más destacadas de Crónica de una muerte anunciada es el punto de vista que García Márquez utiliza para contar la historia.

Narra la historia desde el punto de vista en primera persona el hijo sin nombre de Luisa Santiaga y hermano de Mar-got, Luis, Jaime y una monja. Tras regresar al pueblo ribereño después de veintisiete años de ausencia, el narrador intenta reconstruir los acontecimientos del día que termina con el asesinato de Santiago Nasar. Normalmente, un narrador en primera persona da su propio punto de vista, pero no sabe lo que piensan los demás personajes: una capacidad que suele estar reservada al punto de vista omnisciente o omnisciente en tercera persona.

En esta novela, sin embargo, García Márquez rompe las reglas: el narrador cuenta la historia en primera persona, pero también relata todo lo que piensan los demás. Crónica de una muerte anunciada se desarrolla en un pequeño pueblo fluvial latinoamericano de la costa del Caribe, en algún momento después de las guerras civiles. El pueblo, que en su día fue un activo centro de transporte marítimo, carece ahora de comercio a causa de las cambiantes corrientes fluviales.

Los acontecimientos de la historia se desarrollan a lo largo de dos días. La noche anterior se ha celebrado una boda entre una joven muy conocida del pueblo y un rico forastero que lleva sólo seis meses como residente. El día del asesinato, la mayoría de los habitantes del pueblo tienen resaca del banquete de bodas.

Sin embargo, como se espera la visita del obispo, se respira un aire festivo. En Crónica de una muerte anunciada, Ibrahim Nasar llega al pueblo tras el final de las guerras civiles. Las guerras a las que se refiere García Márquez son las guerras colombianas por la independencia.

Colombia, llamada entonces Nueva Granada, experimentó un movimiento separatista en el siglo XVII como consecuencia de los impuestos y las restricciones políticas y comerciales impuestas a los criollos. Aunque la independencia estaba asegurada con la victoria de Simón Bolívar en la batalla de Boyacá, el desacuerdo entre conservadores y liberales surgió en torno a la cuestión de la separación entre la Iglesia y el Estado. Los conservadores defendían un gobierno fuerte y centralizado y la continuación de los privilegios tradicionales de clase y del clero.

Los liberales creían en el sufragio universal y en la completa separación de la Iglesia y el Estado. Los conflictos han continuado a lo largo de los años. En 1830, la mayoría de las colonias latinoamericanas se habían independizado de sus países de origen.

Aunque seguían comerciando con España, Portugal y Gran Bretaña, comenzaron a establecerse como exportadores de materias primas al resto del mundo. Además de experimentar un crecimiento económico, América Latina también ganó población. Los inmigrantes llegaron a América Latina desde países europeos menos prósperos o políticamente inestables.

El crecimiento de la población y el desarrollo económico han continuado a lo largo del siglo XX. A finales de la década de 1990, la economía latinoamericana tenía aproximadamente el mismo tamaño que las economías de Francia, Italia o el Reino Unido. CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA: LA VIOLENCIA COMO GÉNERO* Crónica de una muerte anunciada se publicó en 1981 tras un paréntesis literario de seis años en el que García Márquez escribió mucho periodismo.1 Apareció en medio de una ruidosa polémica sobre su género y sobre la relación entre realidad y ficción.2 En una primera lectura, Crónica crea la ilusión de transparencia y linealidad, lo que ha llevado a calificarla de fraude literario.3 El lector la encuentra fácil de leer, interesante y casi trivial, sobre todo si la compara con Cien años de soledad o El otoño del patriarca. Pero bajo una falsa linealidad y una trama sin complicaciones se esconde una obra maestra.

Cuando apareció Crónica de una muerte anunciada, los críticos y los lectores centraron su atención precisamente en la relación entre la historia a