Piramides para ninos de primaria

La pirámide puede ayudar a los padres a planificar comidas saludables, pero ¿qué pasa con los tentempiés? Los niños suelen caer en la mala costumbre de coger caramelos, refrescos, donuts y otros alimentos azucarados cuando se preparan un tentempié. El azúcar tiene fama de crear caries, y su exceso puede conducir a la obesidad.

Lo mejor es tener buenas opciones de merienda a la vista para que los niños las tomen después de la escuela o los fines de semana entre las comidas. Los padres pueden tener un cuenco lleno de frutas para que los niños piquen. Si un niño rehúye la fruta sola, mamá y papá pueden considerar la posibilidad de cortar una manzana en rodajas y servirla con mantequilla de cacahuete.

De este modo, el niño recibirá una ración de fruta junto con una fuente de proteínas, y será más probable que se coma el tentempié porque no es sólo fruta. Lo mismo puede hacerse con las verduras; las zanahorias, el apio y el calabacín pueden cortarse en rodajas y servirse con humus u otra salsa. Además, los padres pueden tener a mano yogur para ayudar a los niños a obtener más calcio, que contribuye a unos dientes fuertes.