Vetusta morla mismo sitio distinto lugar

En noviembre de 2017 nace Mismo Sitio, Distinto Lugar, un disco de 10 canciones producido por Carles Campi Campón y uno de los trabajos más innovadores de Vetusta Morla, con una musicalidad abrasadora y unas letras introspectivas. El disco globaliza la estética de la banda y la sitúa como uno de los líderes de la escena actual del rock alternativo español y de la evolución del género en general. «Probablemente sea el disco con mayor esfuerzo, desde el punto de vista artístico», dice Galván.

«Lo grabamos en Berlín y fue una experiencia increíble. Aun con todo lo logrado a lo largo de los años, evidentemente, uno sigue sintiendo vértigo por los nuevos retos y Mismo Sitio, Distinto Lugar ha sido uno de ellos.» A medida que la banda recorre un camino artístico en ascenso que va desde su primer EP 13 Horas Con Lucy en el año 2000 hasta su proyecto más aspirante, Mismo Sitio, Distinto Lugar, es inevitable percibir su madurez creativa.

Entre medias, Vetusta Morla recorrió trienios de experimentación musical con tres LPs que les mantuvieron en un incansable movimiento de autoevaluación; una introspección musical canalizada a través de sus canciones. Un Día En El Mundo, su primer LP editado a través del sello discográfico propio Pequeño salto mortal, llegó en 2008, permitiendo al grupo cohabitar libremente dentro de los entresijos de la vida en toda regla. «Un día en el mundo sirvió como presentación de la banda, sin artificios y donde la voz jugaba como un instrumento más», dice Galván.

De hecho, el núcleo del conjunto son letras intensamente expresivas producto de las emociones viscerales de la banda. Con «Mismo lugar, distinto lugar» ya quedó claro que Vetusta Morla había aprendido a frenar para modular esa épica por momentos que alimentaba sus primeros trabajos, pero los locales han decidido ahora ir un poco más allá para rehacer sus propias canciones de Inside, juguetear con nuevos sonidos y reconstruir entre teclados, percusiones y sintetizadores. Un ligero cambio de rumbo, apenas un desvío hasta que llegue la continuación «oficial» de su último disco, que aterrizó el viernes en el Auditorio del Fórum dentro del festival Guitar BCN como antesala de lo que será «MSDL-Songs within songs» , álbum en el que rehacen desde dentro las canciones de «Same place, different place».

Una maniobra de riesgo que superaron con nota en una velada con más misterio que músculo y, sobre todo, con las canciones siempre servidas desde un lugar diferente y más recogido. «Se echa de menos un poco esa escucha en estos tiempos tan ajetreados», dijo Pucho, cantante de la banda, para presentar un espectáculo con el que, dijo, Vetusta Morla quiso «quedarse en un segundo plano para pasar al frente a las canciones». Esto explica una escenificación teatral de Maral Kekejian en la que la banda, no de etiqueta pero casi, se envolvió en cortinas de flecos que tapaban o mostraban según el caso.

Así, con los músicos semiocultos y las canciones rehaciéndose de puertas para adentro, «Mismo lugar, distinto lugar», un «Rey Sol» en línea directa con el Radiohead de «Kid A» y «The king’s speech», todas ellas con más implosiones que explosiones. El primer concierto de Vetusta Morla tuvo lugar el 30 de diciembre de 1998 en la Casa de la Juventud de Tres Cantos, ante medio centenar de personas, en su mayoría familiares y amigos de los miembros del grupo. Desde entonces, tienen cierta tendencia a elegir estas fechas navideñas para programar sus directos en Madrid , como el de 2018, que sirvió como homenaje y recuerdo de aquel primer bolo y de los diez años que habían transcurrido desde la publicación de su primer disco, Un día en el mundo.

Ahora la banda cierra la misma gira de sitio en un lugar diferente por triplicado y es que el antiguo Palacio de los Deportes se queda pequeño. «Es un reto tener tres fechas consecutivas, nunca lo hemos hecho hasta ahora», confiesa por teléfono Juan Pedro Martín Madrid, 1979, más conocido como Pucho, vocalista del grupo. «Si conseguimos llenar las tres fechas de momento sólo quedan entradas para el domingo 29 superaríamos el número de personas que vinieron a la Caja Mágica en verano…».

El Wanda Metropolitano lo pide a gritos. Vetusta Morla se ha marcado tanto este último trabajo discográfico que en 2020 tienen previsto lanzar Canciones dentro de las canciones , una reinterpretación de los diez temas que componen el mismo sitio, un lugar diferente, «invirtiendo todo el planteamiento relacionado con la instrumentación, la interpretación, la composición de los arreglos y el método de registro», afirma la formación en una nota de prensa. De manipular el sonido a voluntad a grabar en directo todo junto con instrumentos sencillos.

«Es bueno desafiarte con piedras en el zapato para que la creatividad surja de otros lugares. Es importante no expirar demasiado pronto». Uno de los mayores logros de la banda no se mide en millones de reproducciones en YouTube, discos de platino o carteles sin factura.

Su gran triunfo ha sido permanecer unidos, a pesar de sus duros comienzos , las dificultades de auto